Este tipo de seguro le garantiza que sus hijos puedan continuar su formación en caso de producirse el fallecimiento o la invalidez del padre o madre, imposibilitando continuar con el pago de sus estudios. Se cubre esta contingencia mediante el abono de una renta mensual.